Teoría del encuadre (framing): Qué es y cómo explica nuestra percepción - Centenofm
Connect with us

Opinión

Teoría del encuadre (framing): Qué es y cómo explica nuestra percepción

Published

on

La teoría del encuadre surge en la sociología interpretativa y se traslada rápidamente a la psicología cognitiva, en conjunto con la lingüística. Nos permite comprender cómo es que accedemos a una versión de la realidad a través de cómo es presentada la información sobre esa realidad.

En este artículo veremos de qué se trata la teoría del encuadre, cuáles son sus antecedentes, por qué es importante para la psicología cognitiva y cómo ha repercutido en las ciencias políticas y de la comunicación.

¿Qué es la teoría del encuadre o framing theory?

La teoría del encuadre, o teoría de los marcos (framing theory) utiliza la metáfora del “marco” para analizar cómo se estructuran los procesos mentales (creencias, percepciones, sentido común) en relación con el lenguaje, y a su vez, cómo es que estos pueden ser manipulados.

En épocas recientes, la teoría del encuadre se ha vuelto un paradigma multidisciplinar muy popular en las ciencias sociales y de la comunicación. En especial, ha tomado muchos recursos de la lingüística cognitiva, lo que le ha permitido estudiar cómo se construye la opinión pública en relación con la información que recibimos de dispositivos concretos como los medios masivos de comunicación.

El encuadre tiene uno de sus antecedentes en la sociología interpretativa (la que propone que la interpretación de la realidad que hacemos los individuos ocurre durante la interacción). El término frame (que significa “marco” en inglés), fue utilizado por Gregory Bateson en un ensayo sobre la psicología de la percepción, donde dice que cualquier información definida como un “frame”, es la que proporciona al receptor elementos para comprender los mensajes que se incluyan dentro de ese frame.

¿Funciona el lenguaje como un encuadre?

Las palabras nos permiten comunicarnos porque cuando las usamos, evocamos una idea específica sobre algo (tanto si somos los emisores como si somos los receptores). Si decimos la palabra “manzana” en un grupo de hispanohablantes que conocen las manzanas, seguramente compartiremos una imagen mental muy parecida a una esfera comestible color rojo. Seguramente si decimos “manzana”, no evocaríamos la imagen de una pera o de un árbol.

Es así porque, dentro de nuestro sistema cognitivo, las palabras cumplen funciones similares a las de un “marco”; entendiendo por “marco” algo que fija ciertos límites; es un objeto que selecciona una información determinada de entre el total de información disponible, y nos presenta solo esa selección. Es así como los encuadres nos permiten prestar atención sobre una cosa, en detrimento de otra.

En otras palabras, tal como los marcos, las palabras encuadran cierta información, y nos permiten reconocerla, asimilarla y posteriormente compartirla.

Lcdo. William Bracamonte

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Definición de crisis

Published

on

By

Una crisis es un cambio brusco o una modificación importante en el desarrollo de algún suceso, y ésta puede ser tanto física como simbólica. Crisis también es una situación complicada o de escasez.

Una persona puede enfrentarse a diversas clases de crisis; una de las más comunes es la de salud, que tiene lugar cuando se experimenta un cambio importante en el curso de una enfermedad. Por ejemplo: “El paciente falleció tras sufrir una crisis cardíaca”.

Se habla de crisis de nervios, por otro lado, cuando un sujeto pierde el control de sus emociones; esto ocurre, por lo general, ante una situación de estrés: “La madre de la víctima sufrió una crisis de nervios al enterarse de la trágica noticia”. En este caso, un sinónimo traído de la lengua inglesa es la palabra «shock», que refleja de manera muy concisa el golpe o choque que existe entre el estado previo a conocer una determinada situación y el instante posterior, ya que son prácticamente opuestos a nivel anímico.

Otro momento de crisis para una persona suele aparecer al alcanzar una cierta edad; se habla de la crisis de los 30 años, o de los 40 o los 50, y se refieren a la dificultad que conlleva enfrentar los cambios propios de cada etapa de la vida. Si bien es cierto que muchos envejecen sin prestar atención a estas cuestiones y disfrutando del día a día, el cuerpo y la mente sufren modificaciones progresivas irreversibles que afectan a aquéllos que no soportan desprenderse definitivamente de las cosas. Desde un punto de vista meramente fisiológico, por ejemplo, se dice que entre los 27 y los 30 años la piel deja de producir colágeno, lo que explica que sea ésta la franja etaria en la que comienzan a aparecer arrugas.

Desde un punto de vista psicológico, las crisis son tan comunes como necesarias para el desarrollo de una persona, y no siempre se trata de cuestiones negativas o tan evidentes como las expuestas en los párrafos anteriores. Cualquier obstáculo que se nos presente en la vida, por pequeño e insignificante que parezca a simple vista, representa un desafío que, de ser resuelto y superado, nos llevará a una nueva etapa en el espiral de nuestro crecimiento.

Continuando con la imagen de la espiral, cada una de sus vueltas representa una crisis. Cabe señalar que nunca se puede descender, lo cual podría ser entendido como una involución; la única opción, por lo tanto, si no se consigue atravesar uno de estos muros, es quedarse estancado en un nivel, atrapado en un estado evolutivo y negarse al progreso.

Las crisis sociales, que trascienden a una persona, están dadas por un proceso de cambios que amenaza una estructura. Dichos cambios generan incertidumbre, ya que no pueden determinarse sus consecuencias. Cuando los cambios son profundos y derivan en algo nuevo, se habla de revolución.

Una crisis económica es un momento en el cual la economía presenta indicadores negativos, con contracción de las actividades, altos niveles de desempleo y aumento de la pobreza. Irónicamente, si bien se trata de una etapa muy difícil para un país, este tipo de crisis representa la excusa perfecta para muchas personas que no desean esforzarse por conseguir un futuro mejor; el malestar general que se asocia con épocas de crisis en ciertos países demuestra que hay una gran tendencia a bajar los brazos ante el primer obstáculo, y a lamentarse en lugar de buscar soluciones.

Una crisis política, por último, es la situación de conflicto que amenaza la continuidad de un gobierno: “La renuncia de tres ministros ha producido una gran crisis política en Argentina”.

Lcdo. William Bracamonte

Continue Reading

Opinión

Que se repita el «Yo tampoco quiero mando»

Published

on

By

El 19 de abril de 1810 es un día que quedó grabado en la memoria del venezolano y que marcó el primer acto formal del proceso de independencia de Venezuela de la corona española, que para la época estaba en manos de Napoleón Bonaparte y quien había designado en junio de 1808 a su hermano José I Rey de España.

El Cabildo de Caracas el 19 de abril, Jueves Santo, previo desconocimiento de la autoridad del capitán General de Venezuela Vicente Emparan, convoca a una reunión extraordinaria para analizar las consecuencias para la Capitanía General de Venezuela de la disolución de la Junta Suprema de España y la abdicación del Rey Fernando VII. La intención original sería que Vicente de Emparan dirigiera una Junta de Gobierno que se opusiera a la ocupación que Napoleón Bonaparte había logrado sobre España, y que había provocado la abdicación del Rey español Fernando VII y la asunción al trono de José I, hermano de Bonaparte. Sin embargo, durante el día se fue constatando que las posiciones de Emparan y sus funcionarios, de un lado, y las de los caraqueños, del otro, eran irreconciliables.

El Cabildo de Caracas cuestiona la autoridad de Vicente de Emparan y, en medio de la confusión, y luego de recibir diversas recriminaciones, éste pregunta, desde la ventana del Ayuntamiento, a las personas congregadas en la Plaza Mayor (hoy Plaza Bolívar de Caracas) si querían que él siguiera mandando. Las personas allí congregadas, alentadas por el sacerdote José Cortés de Madariaga, contestaron que no. Entonces vendrá la célebre frase de Emparan: “Pues yo tampoco quiero mando”. Emparan renuncia y viaja a Filadelfia (EE.UU.) y de allí a España.

211 años han transcurrido de este hecho que quedó plasmado en la historia venezolana. En ese espacio de tiempo fueron muchos los hombres que gobernador a Venezuela. Unos para bien, otros para mal; pero ninguno tuvo la valentía de Emparan de reconocer el repudio de sus gobernados.

En estos tiempos recientes existen a lo largo y ancho del país alcaldes, gobernadores y otros funcionarios públicos cuyas gestiones han sido grises y el rechazo de la gente es mayúsculo; sin embargo, se mantienen aferrados a sus puestos mientras los municipios y Estados se encuentran en la más completa destrucción.

La voz de Emparan debe retumbar, 211 años después, en las mentes de nefastos gobernantes que no han sabido o querido interpretar el sentir del pueblo que grita ¡vete! ¡Vete! ¿Habrá alguien con una pequeña dosis de sensatez que pueda decir «yo tampoco quiero mando”?

Ese debe ser el sentir de todo gobernante que no cumplan con las expectativas del cargo para el cual fueron electos. No esperar revocatorio o culminación del período. Deben con arrojo dimitir, dejar la responsabilidad asumida en manos de hombres y mujeres que verdaderamente quieran hacer un trabajo que vaya en beneficio del bienestar colectivo. Más de dos siglos después el pueblo espera que se repita el «yo tampoco quiero mando».

Abg. Manuel Figueroa

Continue Reading

Opinión

Pidiendo nadie ha quedado limpio

Published

on

By

Así me decía en mis tiempos de chamo un amigo en mi pueblo de Muelle de Cariaco: «Eloy, pidiendo nadie ha quedado limpio».

Sin dudas es así, pero al pedir nos pueden dar o no dar. Si nos dan, nada hemos perdido. En ese sentido, debemos pedir todas las condiciones habidas y por haber para llevar a cabo un proceso electoral transparente para las partes participantes. Ese es el deber ser, pero resulta que este gobierno, como en distintas oportunidades lo han hecho otros gobiernos en el mundo, no nos darán las condiciones que por Ley nos corresponden. Si no nos dan, tampoco hemos perdido.

Ante tal situación vamos a alegar: «no voto con esas condiciones», «no voto con ese CNE». Eso es lo que se alegó en el 2005, 2018 y 2020. Consecuencia: ganaron ellos y allí continúan. ¿Seguiremos esperando por condiciones ideales? De ser así: «en un eterno esperar se nos pasará la vida», en un eterno esperar ellos continuarán y en un eterno esperar se incrementa el deterioro de la calidad de vida, pero también en un eterno esperar se incrementará la diáspora, parcialmente detenida por la situación económica mundial derivada de la pandemia. Nuestras familias divididas, los aeropuertos anegados en llantos y la celebración de un cumpleaños a través de una vídeo conferencia.

Debemos pedir condiciones, de no darse lo solicitado nada hemos perdido, perdemos si no votamos. ¿Vamos a seguir perdiendo? ¿Es posible que el gobierno con una aceptación máxima del 25% se imponga al 75% contrario a él?

Debemos votar, pero presentando candidatos unitarios productos de una auténtica UNIDAD entre quienes votamos el 6 de diciembre y quiénes no lo hicieron. Esos candidatos además, deben tener aceptación popular, ser honestos a toda prueba y debemos acompañarlos con votación masiva y cuidando el voto en las mesas.

De no lograrse una verdadera unidad con candidatos de aceptación popular, NO vamos a convencer y NO vamos a triunfar. Sucederá lo mismo a lo acontecido el 6 de diciembre 2020: una escuálida representación parlamentaria, sin Gobernación y sin Alcaldías.

¡Ah!, otra cuestión, la selección de los candidatos debe ser, a mi juicio, por: una decisión unánime o por un grupo de encuestas o por elecciones internas, siempre reuniendo esos candidatos las condiciones idóneas antes señaladas.

¡Para reflexionar!

Lcdo. Eloy Gil

Continue Reading

Trending

Copyright © 2021 Centeno News 107.9 FM

Acceder

Registro

Restablecer la contraseña

Por favor, introduce tu nombre de usuario o dirección de correo electrónico y recibirás por correo electrónico un enlace para crear una nueva contraseña.

Chatea con nosotros
1
Contáctanos vía WhatsApp
¡Hola!
Somos Centeno107.9FM
¿En qué podemos ayudarte?