La noche del pasado miércoles, Christopher Staton Georgia, de 53 años, fue arrestado por intentar ingresar ilegalmente en el territorio del Capitolio de EEUU y por violar el toque de queda en Washington. El mismo, fue acusado de participar en los violentos disturbios en el Capitolio la semana pasada.

Sin embargo, el hombre se declaró inocente de los cargos en el Tribunal Superior de la capital el jueves.

Según fuentes informativas, Georgia se suicidó el pasado sábado de un disparo en el pecho en su domicilio en Alphretta, Georgia, informó la Oficina del Médico Forense del Condado de Fulton.

La esposa de Christopher lo encontró el sábado por la mañana en el sótano de su casa e inmediatamente lo comunicó a la policía. Los oficiales encontraron dos rifles en el domicilio, e inicialmente etiquetaron la muerte como «bajo investigación».

Por la irrupción en el Capitolio, Stanton, quien trabajaba en una compañía bancaria, enfrentaba una multa de 1.000 dólares y/o hasta 180 días de cárcel.

Este martes se informó que el FBI abrió 160 investigaciones después del asalto al Capitolio el pasado 6 de enero. Por su parte, el fiscal en funciones de EE.UU., Michael Sherwin, confirmó que ya se han presentado cargos en 70 casos, y declaró que espera que su número aumente a centenares.

Fuente: El Universal